sábado, 2 de enero de 2010

Aportes lingüísticos de Eugenio Chang-Rodríguez


W O R D

JOURNAL OF THE

INTERNATIONAL LINGUISTIC ASSOCIATION

EDITORIAL BOARD:

EUGENIO CHANG-RODRIGUEZ echangr@prodigy.net

JOHN R. COSTELLO john.costello@nyu.edu

SHEILA M. EMBLETON Embleton@YorkU.ca

Eugenio Chang-Rodríguez , "Aportes históricos y lingüísticos del Inca Garcilaso a la identidad peruana". Ponencia en el XII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española. San Juan, Puerto Rico, 14 de noviembre de 2002.

Eugenio Chang-Rodríguez , "La Academia Norteamericana de la Lengua Española y sus funciones". En Homenaje. Luis Jaime Cisneros. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú. Fondo Editorial, 2002, t. 1, 163-91); 2)

Eugenio Chang-Rodríguez, "Lenguas en contacto: el castellano con el inglés en los Estados Unidos." Third Seminar on the Transatlantic Dimension of the Spanish Language: History of the Spanish Language in the United Status, Instituto Cervantes, March 15, 2002.

Eugenio Chang-Rodríguez, "La lengua y la literatura de los hispanos en los Estados Unidos de América." Conferencia en el Congreso del Perú, Lima, 4 de octubre de 2000.

Vocabulary Range and Text Coverage:

Insights from the Forthcoming

Routledge Frequency Dictionary of Spanish

Mark Davies

Brigham Young University

  1. Introduction

An important question for natural language researchers, general linguists, and even teachers and students is how much text coverage can be achieved with a certain number of lexemes in a given language. …

While studies of vocabulary coverage have been carried out for other languages (see, for example, Jones 2003), none has been carried out for Spanish. ... The present study is an overview of how this process has been carried out in the creation of the Frequency Dictionary of Spanish, which will be published by Routledge in 2005.

2. Previous studies of vocabulary frequency in Spanish

The most accurate frequency study of Spanish to date is probably Chang-Rodríguez (1964)…

[…]

In addition to Juilland and Chang-Rodríguez (1964), there have been a number of other frequency dictionaries and lists for Spanish (Buchanan 1927, Eaton 1940, Rodríquez Bou 1952, García Hoz 1953, © 2005 Mark Davies. Selected Proceedings of the 7th Hispanic Linguistics Symposium, ed. David Eddington, 106-115. Somerville, MA: Cascadilla Proceedings Project. Alameda and Cuetos 1995, Sebastián, Carreiras, and Cuetos 2000), but all of these suffer from significant limitations as well.

[…]

References

Alameda, Juan Ramón and Fernando Cuetos. (1995). Diccionario de frecuencias de las unidades lingüísticas del castellano, Oviedo: Universidad de Oviedo

Buchanan, Milton. (1927). A Graded Spanish Word Book. Toronto: Univ. of Toronto Press.

Davies, Mark. (2002) "Un corpus anotado de 100.000.000 palabras del español histórico y moderno". SEPLN 2002 (Sociedad Española para el Procesamiento del Lenguaje Natural). (Valladolid). 21-27.

Eaton, Helen. (1940). An English - French - German - Spanish Word Frequency Dictionary. New York: Dover Publications.

García Hoz, Victor. (1953). Vocabulario usual, vocabulario común y vocabulario fundamental. Madrid: CSIC.

Garside, Roger, Geoffery Leech and Anthony McEnery. (1997) Corpus Annotation: Linguistics Information from Computer Text Corpora. London: Longman.

Jones, Randall. (2003) “An analysis of lexical text coverage in contemporary German”. Presentation given at the Corpus Linguistics 2003 conference, Lancaster University (England), March 2003.

Juilland, Alphonse and Eugenio Chang-Rodríguez. (1964). Frequency Dictionary of Spanish Words. The Hague:Mouton.

Nation, Paul. (2001) Learning Vocabulary in Another Language. Cambridge, Cambridge University Press.

Rodriguez Bou, Ismael. (1952) Recuento de vocabulario español. Rió Piedras : Universidad de Puerto Rico.

Sebastián, Nuria, María Antonia Martí, Manuel Carreiras and Fermando Cuetos. (2000), LEXESP, Léxico

Informatizado del Español. Barcelona: Ediciones de la Universitat de Barcelona. (CD-ROM only)

Frequency in morphology

Andr_as Kornai

In: I. Kenesei (ed): Approaches to Hungarian Vol 4 (1992) 246-268

0 Introduction

1.2 Hungarian morphotactics

The morphological model standardly used in Hungarian generative and/or computational linguistics is based almost entirely on the pioneering work of Antal (1959, 1961, 1966). Antal, a strong advocate of the structuralist methods of linguistic description, made a clean break with the then dominant diachronic mode of theorizing and applied the best technical tools of synchronic analysis available at

the time, including position class analysis. His technical contributions included the discovery of a united system of tense/mood marking: this discovery was made possible by the systematic exclusion of the periphrastic tense/mood categories that were previously lumped together with purely morphological marking.

2.2.1 Well-represented types

[…] If the dispersion is low, we should base our reverse calculations

on adjusted, rather than on absolute frequencies. This closeness is generally measured by dispersion (see Juilland and Chang-Rodriguez 1964). If the dispersion of a form is high, this means the form was already well represented in the subsamples forming

the basis of our dispersion calculations. If the dispersion is low, we should base our reverse basis of our dispersion calculations. If the dispersion is low, we should base our reverse calculations

on adjusted, rather than on absolute frequencies.

4 References

Anshen, Frank and Mark Arono_ 1981. Morphological productivity and phonological transparency. Canadian Journal of Linguistics 26 63{72.

Anshen, Frank and Mark Arono_ 1988. Producing morphologically complex words. Linguistics 26 641{655.

Antal, L_aszl_o 1966. On the morphology of the Hungarian verb. Linguistics 25 5{17.

Baker, Mark 1985. The mirror principle and morphosyntactic explanation. Linguistic Inquiry 16 373{415.

Berko, Jean 1958. The child's learning of English morphology. Word 14 150{177.

Brown, Peter F., John Cocke, Stephen Della Pietra, Vincent J. Della Pietra, Fredrick Jelinek, John D.

Chomsky, Noam 1957. Syntactic Structures. Mouton, The Hague.

Chomsky, Noam 1965. Aspects of the theory of syntax . MIT Press, Cambridge MA.

Chomsky, Noam and Morris Halle 1968. The Sound Pattern of English. Harper & Row, New York.

Juilland, Alphonse and Eugenio Chang-Rodriguez 1964. Frequency Dictionary of Spanish Words. Mouton, The Hague.

GLOSAS

ACADEMIA NORTEAMERICANA

DE LA LENGUA ESPAÑOLA

Director: Gerardo Piña-Rosales

Comisión de Traducciones

Presidente: D. Joaquín Segura

Vocales, por orden de antigüedad de nombramiento:

[…] , Embajador Tomás Rodríguez-Pantoja, Dr. Raúl Miranda Rico, Lic. Domingo Prieto, Dr. Francisco Marcos Marín, Dr. Eugenio Chang-Rodríguez, Dr. Gustavo A. Silva, Dr. Daniel Fernández Martín, Dr.Gerardo Piña Rosales, Dr. Nicolás Toscano Liria, Rolando Hinojosa-Smith […]

A N G L I C I S M S

A N G L I C I S M I

A N G L I C I S M E S

A N G L I C I S M O S

A N G L I C I Z I S M E N

In Romance languages and in German

A B i b l i o g r a p h y

by Juergen Schmidt-Radefeldt

and Kathrin Baltscheit ©

University of Rostock – 2001

Colin Smith in collaboration with Manuel Bermejo Marcos and Eugenio Chang-Rodríguez.. eds. Collins Spanish-English, English-Spanish dictionary. Ed. Revisada. Nueva York: HarperCollins, 1990.

CHANG-RODRÍGUEZ, Eugenio (ed.) (1983): Spanish in the Western hemisphere in contact with English, Portuguese and the Amerindian languages. New York, The International Linguistic Association (Word 33:1/2).

Efecto de la posición en la oración y la frecuencia léxica en /d/ final en español del País Vasco Carolina González, University of California, Los Angeles

1. Introducción

Una de las características más conocidas de la fonología del español es la pronunciación de las obstruyentes sonoras /b, d, g/ como aproximantes [B4, D4, F4] en ciertos contextos.2, 3 Aunque esta pronunciación puede variar de dialecto a dialecto en el mundo hispánico, la realización oclusiva es común detrás de nasal y pausa y la aproximante detrás de vocal (1) (Amastae 1986, Harris 1969, Lozano 1979, Mascaró 1984, entre otros).

[…]

8 Si se comparan varias listas de frecuencia, incluyendo Buchanan (1932 [1927]), Eaton (1940), Rodríguez Bou (1952), García Hoz (1953), Juilland y Chang-Rodríguez (1964) y http://www.corpusdelespanol.org, se observa que en general la frecuencia relativa de las palabras de la Tabla 1 coincide con los resultados del cuestionario de

frecuencia realizado (excepto ocasionalmente para las palabras ‘merced’, ‘abad’ y ‘alud’). En varios casos, estas listas no incluyen nombres propios, imperativos, o palabras excesivamente comunes o poco frecuentes.

Referencia:

Juilland, Alphonse, y Eugenio Chang-Rodríguez. 1964. Frequency dictionary of Spanish words. La Haya: Mouton, 1964.

http://bases.bireme.br/cgi-bin/wxislind.exe/iah/online/?IsisScript=iah/iah.xis&src=google&base=PAHO&lang=p&nextAction=lnk&exprSearch=1969&indexSearch=ID

Collin Smith with M. Bermejo Marcos and Eugenio Chang-Rodríguez: Collins Spanish-

English English-Spanish Dictionary xxxviii pp. + 1,280 pp. (Glasgow-Londres:

Collins, 1971).

“Where to look up Miniskirt”, The Time Literary Supplement (Londres) 1610 (24 de diciembre de 1971).

Un excepcional equipo de lexicógrafos sobresalientes, seleccionado con tino (un filólogo británico, un peninsular, experimentado catedrático de español en Inglaterra, y un peruano de luengo magisterio en los Estados Unidos) y considerable pensamiento radical acerca de la preparación de diccionarios contribuyen a aumentar las esperanza de haber entrado en una nueva era en este campo… Satisface comprobar el logro en este nuevo diccionario que después de usarlo brevemente, es sorprendente... Han sido resueltamente traducidas al inglés las obscenidades más corrientes en español. En conclusión, se puede afirmar que la respuesta a la pregunta “¿Puede recomendar un buen diccionario?” es “Sí, debe conseguir el Collins”.

Reseña anónima de la autoría de Cyril Jones[1]

[Reseña] Collins Spanish-English English Spanish Dictionary

El español es uno de los… idiomas oficiales de la Organización de las Naciones Unidas. Lo hablan... millones de personas, y se lo estudia cada vez más. Sin embargo, por mucho tiempo se sintió la necesidad de un mejor diccionario español-inglés. Esta nueva obra, compilada por tres catedráticos bien conocidos, es por consiguiente muy bien venido. No solamente da con autoridad definiciones en castellano e inglés del viejo y nuevo continentes, sino también se basa en principios modernos que facilitan su uso y verdaderamente hacen placentero su manejo. Es modernísimo e incluye palabras como... millas-pasajero (passenger miles), mini-falda (miniskirt) y lavar el cerebro (brainwash). El estudiante angloparlante que busque luz para enfrentarse con los verbos en español equivalentes a to be encontrará aquí una excelente sección que lo guíe. El uso de las palabras (tanto en español como en inglés se ilustra con ejemplos (a veces con dos, para mayor claridad), como sucede con los artículos sobre el uso de wrong. Además del diccionario propiamente dicho, hay secciones sobre ortografía y sobre la pronunciación del castellano y del inglés de Europa y de las Américas. Trae listas de abreviaturas y siglas corrientes en castellano e inglés; incluye tablas de pesos, medidas, números, fechas y expresiones para decir la hora. Asimismo, contiene bibliografías de gramáticas y de diccionarios, incluyendo los especializados en materias como en las ciencias bibliotecarias, medicina, electrónica, etc. En fin, este diccionario puede ser recomendado con entusiasmo. Todos los que se interesen en el idioma español, en cualquiera de sus niveles, necesitarán tener este diccionario a su alcance. Y su precio, para estos días, es asombrosamente bajo, especialmente si se tiene en cuenta la cantidad de trabajo y pensamiento que los tres eminentes autores han puesto evidentemente en esta labor de amor.

British Book News (The British Council, agosto de 1971, pp. 619-620

[Reseña] Collins Spanish-English English Spanish Dictionary. Compiled by Colin Smith in collaboration with M. Bermejo and E. Chang-Rodríguez. London: Collins, 1971. xxxviii + 602 + 640 pp.

Un diccionario español-inglés de autoridad es siempre bienvenido; el bien planeado y producido Collins Spanish Dictionario (Collins) es doblemente bienvenido.

El objetivo de este volumen es ‑‑en palabras de los compiladores— ofrecer “la típica parole o lengua personal (habla individual) del promedio de una persona inglesa educada y su correspondiente hispanohablante (p. vii); y como todos los individuos poseen sólo una gama limitada de intereses, se han incluido los vocabularios especializados de muchos usuarios. El objetivo original fue reflejar el inglés de Inglaterra y el castellano peninsular, pero después se amplió para incluir el inglés de los Estados Unidos y el castellano de Hispanoamérica.

La innovación significativa de este libro (comparado con otros diccionarios de inglés-español) es consistente: provee diversos contextos a cada artículo lexicográfico para cada palabra que tiene más de un directo significado en inglés o español. El Collins da los sustantivos que acompañan a los adjetivos típicos. Para los casos de verbos transitivos, los compiladores proveen los objetos típicos, y para los verbos intransitivos y reflexivos dan los sujetos típicos. Los diversos significados los registran con (a), (b), etc. generalmente en línea aparte. El Collins registra los términos en su categoría restrictiva correspondiente al tono social de “registro” (por ejemplo, poética, literaria, familiar, coloquial, argot, etc.) cuando el uso de un vocablo está restringido a uno o más estilos. Todos los principios organizadores anteriores facilitan la estupenda organización de las entradas. Ella permite al usuario identificar rápidamente el área semántica/estilística precisa que le interesa.

Como las palabras frecuentes causan más dificultades para traducirlas que los vocablos raros (no solamente por su frecuencia, sino también por su amplia gama de contextos en que ocurren), los compiladores les han otorgado mayor espacio (e.g. break y pay reciben toda una columna cada una, como ocurre con parte y vuelta). El corolario de este principio es que se han omitido muchos términos obtrusos, debido a que son raros (de baja frecuencia) y no se los busca y son fácilmente predecibles…

El grado de poda usado por los compiladores y la competencia del producto final puede identificarse si comparamos dos páginas (pp. 264-265) de la sección Español-Inglés del Diccionario Collins con las secciones correspondientes del Appleton’s Revised Cuyás Dictionary (Appleton)… Los artículos comunes en ambos diccionarios reciben un tratamiento más cuidadoso y claro en el Collins que en el Appleton (ver por ejemplo fletar, flojo, flor, florear. Muchos significados de palabras claves traducidas por el Collins han sido simplemente ignoradas por el Appleton

British Book News, The British Council, agosto de 1971, pp. 619-620.

“Se publica un nuevo diccionario”, Hemisférica (Nueva York) 21.8 (octubre de 1972): 4.

Para todos nosotros, que en virtud de nuestro trabajo profesional ‑‑o personal‑‑, utilizamos el español o el inglés… es sumamente agradable encontrar el equivalente preciso y sutil de nuestros pensamientos en los dos idiomas. En mi niñez, aprendí el español en Nuevo México; y aún me encanta el sabor y las cadencias de las muchas palabras y expresiones del siglo XVII, que se usan todavía allá en la lengua vernácula que son olvidadas en otras partes del Hemisferio, excepto en alguna aldea latinoamericana igualmente aislada.

A todos los que gustan de la lingüística, nada les estimula más que escudriñar la misteriosa evolución de palabras y frases, consecuencia de los ambientes cambiantes y las prácticas divergentes de vida. Durante mis numerosos viajes de un país a otro, dentro del mundo hispánico, sentía un invariable estímulo en la diversidad del uso, en las introducciones de palabras indígenas y localismos en los vocabularios, como también la variedad de estilos y la adaptación del idioma de España en la corriente de los pueblos del Nuevo Mundo.

Tengo numerosos diccionarios de español-inglés que consulto –pero casi todos descuidan la extraordinaria diversidad de vocabularios en la imprevista variedad de aplicaciones a través de las Américas. Los compiladores, dedicados a sus preferencias, a menudo descuidan aspectos del uso popular.

El nuevo diccionario español-inglés, publicado recientemente por la firma William Collins[2], ha profundizado las diversidades del inglés y del español en ambas regiones del Atlántico y ha provisto con nuevas y amplias dimensiones las tareas de traducir. Esto se debe, sin duda, a las contribuciones expertas de los tres compiladores del diccionario, cada uno de los cuales ha explorado ampliamente su propio sector del español o del inglés, de tal manera que han combinado su saber en un compendio asombrosamente completo.

Estos tres compiladores son Colin Smith, catedrático universitario de español, de Cambridge, Inglaterra, y asociado al Colegio de Santa Catalina; Manuel Bermejo Marcos, catedrático de español de la Universidad de Leeds, Inglaterra; y finalmente nuestro eminente colega, Eugenio Chang-Rodríguez, de Nueva York, educador peruano, conocedor de los campos y usos lingüísticos, a través del mundo hispanoamericano.

Será provechoso para el estudiante, antes de recurrir al diccionario, el excelente prefacio y la introducción. Ambos nos impresionan por su comprensivo enfoque. El Dr. Smith y sus dos colegas han logrado no sólo seleccionar con sensibilidad las palabras precisas en los dos idiomas, sino también ‑‑y en esto se destaca básicamente este diccionario‑‑ ofrecer diversos ejemplos de frases y definiciones, que además de ser método innovador es también esclarecedor. En resumen, el diccionario impresiona por su cálido sentido de comunicación humana, que aparentemente ha inspirado la obra, reflejado en las palabras del prefacio: “Ésta es una empresa optimista. . . presupone una libre comunicación mutua a través de las fronteras y océanos. El diccionario es un instrumento del entendimiento que predica la paz, tolerancia y respeto mutuo.”

Así, en una nueva perspectiva de consulta bilingüe, este diccionario apela a los que buscan sus páginas en aquella aventura fascinante de la lingüística: la traducción de idioma a idioma.

Reseña anónima escrita por Frances R. Grant[3]

Einführung in die Sprachwissenschaft (Spanisch), SS 2006

Prof. Elisabeth Stark

42

8 Lexikologie und Lexikographie

8.3 Lexikographie

Man unterscheidet enzyklopädische Lexika vs. Sprachwörterbücher

Typen von Sprachwörterbüchern

Frequenzwörterbücher, Juilland, Alphonse / Chang-Rodriguez, Eugenio (1964):

Frequency dictionary of Spanish words, The Hague: Mouton.

Paul M. Lloyd[4], “Reviews: Frequency Dictionary of Spanish Words”, Hispanic

Review 35 (1967): 270-272. [Reseña de Alphonse Juilland y Eugenio Chang-Rodríguez, Frequency Dictionary of Spanish Words. The Romance Languages and their Structures. S. I (Londres-La Haya-París: Mouton & Co., 1964), lxxxviii + 500 pp.]

Brian Steel[5], “A Landmark in Bilingual Lexicography,” Hispania 56 (May, 1973): 511-521.

La información y cobertura del español y del inglés modernos en los diccionarios bilingües hasta ahora no ha sido satisfactorio. Los profesores y estudiantes de la lengua española se han visto obligados a depender no en uno sino en una serie de diccionarios. La más seria deficiencia ha sido la tendencia a incluir demasiados vocablos raros y la inhabilidad de los compiladores de incluir y tratar satisfactoriamente las importantes variedades regionales y sociales de las dos lenguas y el fallo en indicar claramente los usos múltiples de los vocablos más frecuentes…

Cuando pienso en el valor de este nuevo diccionario para los profesores y estudiantes del castellano y del inglés modernos… siento que no he expresado el verdadero impacto que esta obra me ha causado. Todo lo que verdaderamente puedo afirmar es que el Diccionario Collins me ha causado gran placer y satisfacción y que todos los demás profesores y estudiantes serios y meticulosos del español (y los hispanoparlantes que estudian el inglés) le darán calurosa bienvenida a este maravilloso trabajo de referencia tanto por su cobertura como por la ayuda que ofrece para facilitar su manejo.

(Reseña en inglés traducida al castellano por ECR)

Ephraim Cross[6], “New Printing of the Collins Dictionary”, The Bilingual Review / La Revista Bilingüe 1.3 (setiembre-diciembre 1974): 320-321.

El éxito de venta del Collins Spanish-English English-Spanish Diccionario (Glasgow-Londres: Collins, 1971, xxxviii + 603 + 610 pp.) ha llevado a sus editores a lanzar en España una impresión especial por Noguer, la bien conocida casa editorial de Barcelona, apenas dos años después de su publicación original en Gran Bretaña. La publicación española es una reproducción en encuadernación y con papel similares a las placas originales de impresión, manufacturadas en la Gran Bretaña con una cubierta y páginas de título especialmente diseñadas para el mercado de la Península Ibérica.

Los estudiosos investigadores británicos y norteamericanos que han usado frecuentemente el Diccionario Collins, han elogiado sus definiciones precisas y bien fundamentadas en el castellano y el inglés europeo y americano[7], su generosidad en la admisión de expresiones idiomáticas, centenares de palabras y significados, y variantes hispanoamericanas ausentes en otros diccionarios bilingües…Acerca de los términos incluidos, uno puede deducir el interés de los compiladores en el uso actual y en la frecuencia de las palabras[8]. Una de sus características mejor comentadas es el uso de ejemplos que ilustran, clarifican y precisan las definiciones…Una reseña reciente elogia el despliegue inmaculado de cada página, las muchas nuevas innovaciones y concluye que “este trabajo representa un enorme avance más allá del realizado por todos los diccionarios que hasta ahora han aparecido[9].

A menos que un diccionario sea totalmente preparado con el uso de computadoras electrónicas, no podrá ser tan completo como uno lo desea. Y aún así, el número de entradas estará limitado tanto por el tiempo (la fecha terminal de la compilación) como por el espacio (el número total de entradas asignadas al volumen)… Éste es un diccionario actualizado extremadamente útil. Indudablemente es superior a muchos de los predecesores diccionarios de inglés-español.

Jack Shreve[10], “Reviews: Pedagogy/Linguistics”, Hispania 75 (Diciembre de 1992): 1196-1197.

Quien haya agonizado cuando no hallaba la palabra en castellano que necesitaba dará la bienvenida a la segunda edición substancialmente revisada estándar del diccionario Collins español-inglés inglés-español. Es ampliamente el más completo diccionario bilingüe para todos los propósitos disponible.

Cuando apareció la primera edición en 1971 inmediatamente se la elogió por su magnifica contribución a la lexicografía bilingüe. Ahora se le ha añadido mayor énfasis en las diversas variedades del idioma español usado en Latinoamérica. [. . .]

Su fuerte se encuentra en su impresionante cantidad de términos léxicos . . . mexicanismos de toda clase. . . peruanismos. . . expresiones coloquiales peninsulares… La sección inglés-español es también muy completa. Rica en términos coloquiales, términos modernos, símbolos. . . términos que pueden ser ofensivos, regionalismos, mexicanismos, y vocabulario de Centro América, del Caribe y del Cono Sur.

L. Poston, E. Chang-Rodríguez, E. Cerruti, J. Ferrigno, J. Holton, and J. and M. Montes, Continuing Spanish I. (Nueva York: American Book Co, 1967. vii + 394 pp.) Continuing Spanish II (Nueva York: American Book Co., 1967, v + 376 pp. ); Workbook Accompanying Continuing Spanish I (Nueva York: American Book Co., iii + 163); Workbook Accompanying Continuing Spanish II ( Nueva York: American Book Co., 1967, 111 + 104 pp.); Instructor’s Manual Continuing Spanish (Nueva York: American Book Co. 41 pp.

James E. McKinney[11], “Reviews”, Hispania (1968): 170-172.

Estos dos hermosos volúmenes y sus acompañantes libros de trabajo, cintas electromagnéticas y manuales para los instructores constituyen el producto de un proyecto de la Modern Language Asociation of America (MLA). El primer proyecto del Programa de Lenguas Extranjeras de la MLA en preparar un libro de texto modelo produjo Modern Spanish. Esta vez, Donald Walsh, Director del Programa de Lenguas Extranjeras encargó a este equipo de seis expertos en la confección de libros de texto. . . representó una tarea mucho más ardua que la anterior. . .

Eugenio Chang-Rodríguez, ed. Spanish in the Western Hemisphere in Contact with English, Portuguese, and the American Indian Languages. Special issue, Word: Journal of the International Linguistic Association, 33.1-2 (abril-agosto de 1982).

Leo Pap[12], “Spanish in the Western Hemisphere...”, Forum Linguisticum 7.2 (1982):184-186.

Los catorce capítulos de este volumen fueron escritos para dos congresos reunidos en Nueva York en 1978 y 1979, auspiciados por el Social Science Research Council y el Council of Learned Societies y presididos por Eugenio Chang-Rodríguez. Como él mismo explica en su Introducción (pp. 5-14), los trabajos que hasta entonces se habían hecho sobre el castellano de las Américas habían sido, en su mayor parte, descriptivos y referentes al vocabulario; de ahí la necesidad –‑ concluye‑‑ en abordar el tema con una orientación sociolingüística e interdisciplinaria más amplia. La respuesta a esta urgencia es evidente en diversos grados en los trabajos reunidos en este volumen. La mayoría de ellos ha sido bien escrita en inglés sin mucha jerga. Una síntesis en español encabeza cada ponencia. Los primeros siete tratan del castellano en contacto con el inglés en los Estados Unidos continentales, Puerto Rico y Panamá. La segunda mitad del volumen se concentra en la simbiosis de la lengua española con los idiomas amerindios, salvo el último capítulo que se ocupa de la influencia portuguesa.

Theodore S. Beardsley, Jr., en su ensayo inicial sobre “Spanish in the United Status” (15-27) ofrece una crítica muy animada de cómo a la lengua española en el territorio que hoy ocupa Estados Unidos, se la ha estudiado muy poco y con sobresimplificación. “No hay un Estado de la Unión, incluso Alaska y Hawai, que no tenga por lo menos una pequeña colonia de hispanoparlantes”… (27). [...]

Que una distintiva variedad “andina” del castellano resulta del contacto con el aimara … tanto como con el quechua es la tesis de M. J. Hardman-de-Bautista en su trabajo “The Mutual Influence of Spanish and the Andean Languages” (143-157). [. . .]

Una amplia y cuidadosa discusión de las políticas lingüísticas en el Perú nos ofrece el editor del volumen, Eugenio Chang-Rodríguez, en “Problems for Language Planning in Peru” (173-191). Se concentra en los esfuerzos hechos para elevar el estatus del quechua, ahora declarado el segundo idioma oficial del país, mediante el desarrollo de materiales pedagógicos en quechua y un programa de educación bilingüe quechua-castellano para varios millones de monolingües quechuahablantes (pero no para la mayoría monolingüe hispanohablantes. . .). La falta de un dialecto quechua estándar ha requerido que se prepararan seis gramáticas y diccionarios de quechuas regionales. Chang- Rodríguez expresa su pesimismo sobre los resultados de esta costosa política lingüística basada en lo que él considera inadecuada investigación y objetivos no bien definidos. Entre otras cosas “todavía no se han llevado a cabo estudios que midan el alcance que el habla en el Perú refleje las estructuras sociales, y viceversa”; más atención se le debiera dar a elevar el estatus socioeconómico de la minoría quechua y a cambiar las actitudes de la mayoría hispánica” (186). . .

[Comentario sobre] Spanish in the Western Hemisphere in Contact with English, Portuguese, and the American Indian Languages, Social Science Research Council, Items 38.1 (marzo de 1984): p. 22.

Este volumen se basa en conferencias auspiciadas por el Comité Conjunto en Estudios Latinoamericanos (Joint Committee on Latin American Studies).

Los ensayos incluidos en este número doble de Word fueron preparados durante las dos conferencia sobre el estudio multidisciplinario del castellano en contacto con otras lenguas del Hemiferio Occidental, llevadas a cabo bajo los auspicios del Joint Comité on Latin American Studies. Los objetivos de las conferencias eran explorar las corrientes sociolingüísticas que emanan de las cambiantes realidades de las fronteras interiores y exteriores del Hemisferio con el fin de desarrollar nuevas estrategias de investigación e iniciativas para estudiar los contactos entre los idiomas (cross-language contacts) en el contexto histórico.

Los ensayos reunidos en este volumen exploran tanto los cambios profundos como las alteraciones que raramente afectan “el sendero básico de desarrollo” (p. 9) del idioma. Los préstamos léxicos y sintácticos, deslizamientos semánticos, interferencias y tendencias lingüísticas son estudiados en contextos fluidos de culturas que obran recíprocamente y cambios socioeconómicos. Los ensayos abarcan el español en contacto con (1) el inglés en los Estados Unidos, Puerto Rico y Panamá; (2) lenguas amerindias en México y Perú; y (3) otras lenguas romances (como el portugués) en Uruguay.

Las contribuciones recogidas en el volumen son de:

Elsie Alvarado de Ricord (Universidad de Panamá); Theodore S. Beardsley, Jr. (The Hispanic Society of America); D. Lincoln Canfield (University of Southern Illinois); Daniel N. Cárdenas (California State University at Long Beach); Paul V. Cassano (University of Windsor); Eugenio Chang-Rodríguez (City University of New York); Juan Clemente Zamora (University of Massachusetts); Jorge M. Guitart (State University of New York at Buffalo), M. J. Hardman-de-Bautista (University of Florida); Fritz G. Hensey (University of Texas); Rose Nash (Universidad de Puerto Rico); Rudolf C. Troike (University of Illinois); y Ana Celia Zentella (Hunter College, City University of New York).

(Comentarios en inglés traducidos al castellano por ECR)

Bruce G. Stiehm[13] ,“Reseñas”, Revista Iberoamericana 130-131 (enero-junio 1985): 428-430.

Este número especial de la revista norteamericana Word consta de quince artículos, que enfocan los contactos entre el español y otras lenguas en América.

El primer artículo ‑‑introducción por Eugenio Chang-Rodríguez enumera las etapas de aproximación hacia una definición de la tarea (más bien tareas) por hacer en lenguas en contacto en América. Esta definición se hizo en varias convocatorias de conferencias patrocinadas por el Social Science Research Council y el Council of Learned Societies durante los años setenta. El resultado fue un programa de investigación basada en una metodología principalmente sociolingüística, que se dirigía al estudio de muchos aspectos del contacto entre el español y otras lenguas en las Américas. Este volumen resume algunos esfuerzos que se han hecho en servicio de ese programa. [. . .]

Eugenio Chang-Rodríguez, en “Problems for language planning in Peru”, critica la complicada historia de la integración de las culturas y lenguas indígenas a la vida nacional peruana. Concluye que los últimos esfuerzos legislativos dieron una guía de unificación, pero a la vez suscitaron falsas esperanzas.

En el último capítulo, Fritz G. Hensey, en “Uruguayan fronterizo: a linguistic sampler”, estudia algunos ejemplos del habla de la frontera uruguayo-brasilera, y demuestra “su identidad fundamentalmente portuguesa y no castellana ni híbrida”.

Este valioso número especial de Word contiene comprensivos estudios estimulantes, acompañados de útiles citas bibliográficas. Desearíamos ver más estudios enfocados así sobre el español de América, pero que se concentren, sin embargo, en aspectos menos abarcadores.

Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (Nueva York) 1-10 (1976-1999).

V. D., “Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española”, ABC (Madrid), 26 de mayo de 1977.

Nos placería ganar las albricias ante los lectores amantes de nuestra lengua informándoles de la aparición pulcramente editada de este Boletín, que dirige Eugenio Chang-Rodríguez… A juzgar por esta primera aparición, el Boletín de la Academia Norteamericana es una realidad tan estimable como prometedora. Contiene siete estudios o, si se prefiere, breves ensayos, todos ellos enjundiosos. Citemos sólo el de Carlos García Prada sobre el famoso “Nocturno” de José Asunción Silva y el de Lincoln Canfield acerca de los “Rasgos fonológicos del castellano en los Estados Unidos”. El carácter científico de tales trabajos brilla asimismo en el muy novedoso de T. Navarro Tomás, quien estudia a Miguel A. Príncipe (1811-65) como tratadista de métrica. La labor de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, con sede en Nueva York, parece, pues, que va a producir pingües beneficios.



[1] Cyril Jones, hispanista británico, por muchos años catedrático en la Universidad de Oxford, fue profesor visitante de la Universidad de Pennsylvania de 1960 a 1961. Escribió esta reseña anónima en el Time Literary Supplement No. 1610 y obras de literatura peninsular e hispanoamericana, como Sarmiento “Facundo” (1974).

[2] Collins Spanish-English Dictionary: Colin Smith, Manuel Bermejo Marcos y Eugenio Chang-Rodríguez. Glasgow, 1971, Pp. 1280.

[3] Frances R. Grant (1897-1993), nacida en Nuevo México, recibió en la Universidad de Columbia la Maestría en periodismo. Después de recorrer Tibet, viajó por Latinoamérica, donde se vinculó con José Carlos Mariátegui y otros intelectuales. Fue una de las fundadoras de la Asociación Interamericana por la Democracia y la Libertad, cuya secretaría general ocupó (1950-82). Colaboró con Roger Baldwin en la fundación y dirección de la Liga Internacional de los Derechos Humanos. Fundó y dirigió la revista Hemisférica y su edición inglesa Hemispherica, en las cuales escribió anónimamente muchos artículos. Por su labor cívica varios países latinoamericanos le confirieron sus más altas condecoraciones.

[4] Paul M. Lloyd (n. 1929), lingüista norteamericano, profesor emérito en la Universidad de Pennsylvania, es autor de Verb Cmplement Compounds in Spnish (1968) y de From Latin to Spanish, Vol. 1: Historical phonology and morphology of the Spanish language (Filadelfia: American Philosophical Society, 1987).Por varios años integró el Comité Ejecutivo de la Asociación Internacional de Lingüística.

[5] Brian Steel, profesor de Monash University (Victoria, Australia) es autor de libros impresos y digitales como Breve diccionario ejemplificado de americanismos (Madrid: Arco Libros, 1999), Spanish Translation Exercises (2006) y A Textbook of Colloquial Spanish (2007).

[6] Ephraim Cross, abogado estadounidense por muchos años secretario-tesorero de la Internacional Linguistic Association, fue catedrático de francés y castellano en City Colege de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

[7] Cnf. el Times Literary Supplement, del 24 de diciembre de 1971, p. 1610; British Book News (agosto de 1971), pp. 619-620; la reseña de Ralph J. Penny’ en la Modern Language Review (julio de 1972), 668-669; y la reseña de M. Suárez Miraval en Correo (Lima), 22 de enero de 1974, p. 15.

[8] Cnf. A. Juilland y E. Chang-Rodríguez, Frequency Dictionary of Spanish Words (Londres-La Haya-París: Mouton, 1964), XLVIII + 600 pp.

[9] Ralph J. Penny, Ibid, p. 669.

[10] Jack Shreve, miembro fundador de la National Association of State Utility Consumer Advocates (NASUCA), ha trabajado en esa organización durante muchos años. Una de sus publicaciones más importantes es College Vocabulary Development (2000).

[11] McKinney, James E. (n. 1927), doctorado por la Universidad de Purdue, fue Catedrático de Western Illinois University y autor de varios libros de texto publicados por McGraw- Hill Books Co.

[12] Leo Pap (1915-98), natural de Zurich, Suiza, se doctoró en la Universidad de Columbia en 1948. Después de enseñar en su alma mater y trabajar como intérpete en la ONU, fue nombrado catedrático de lingüística en la New York State University, recinto de New Paltz, Publicó The Portuguese Americans (Twaine, 1981) y muchos artículos sobre lingüística y estudios lusitanos en revistas como Word, General Linguistics y Language Sciences.

[13] Bruce Stiehm, lingüista norteamericano especializado en la sintaxis y la fonología del castellano, ha sido profesor de la las universidades de Wisconsin y Pittsburgh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada