domingo, 3 de enero de 2010

Una vida agónica: V. R. Haya de la Torre



PUBLICAN “UNA VIDA AGÓNICA. VÍCTOR RAÚL HAYA DE LA TORRE”

enbuscadelaverdad, jueves 03 mayo de 2007
Contribución de enbuscadelaverdad


La biografía de Víctor Raúl Haya de la Torre sirve de eje a Eugenio Chang-Rodríguez para desarrollar la historia del aprismo e indagar sus bases doctrinarias en Una vida agónica, última publicación del Fondo Editorial del Congreso. El libro cuenta con la colaboración de Alberto Vera La Rosa y Tito Agüero, responsables de la tercera parte. Ellos presentan una magnífica semblanza fotográfica del fundador del Apra y aportan textos que evocan y amplían el contenido de las imágenes.
El aprismo se forja en el marco de la expansión capitalista norteamericana de principios del siglo XX que se manifiesta, dentro del Perú, por una contundente presencia en la actividad agrícola y la explotación minera. A fin de determinar los fundamentos del poder económico extranjero en suelo nacional, Chang-Rodríguez lleva su análisis hasta los albores de la República. En páginas muy lúcidas Chang-Rodríguez explica que la alianza se sostenía sobre un régimen político-jurídico en que el pillaje y la exacción constituían factores estructurales.
Es este esquema de gobierno el que el Apra se propone desmantelar con las nociones de frente único multiclasista y Congreso Económico Nacional planteadas por Haya entre 1925 y 1930, dentro de la etapa auroral del movimiento. La respuesta del Estado oligárquico, como se sabe, será la proscripción y la persecución del líder. El exilio se convertirá en un estilo de vida para Haya. En Una vida agónica, Chang-Rodríguez plantea el peregrinar de Haya de la Torre también como una ruta de perfeccionamiento ideológico.



CRONICA VIVA, 6 DE SETIEMBRE DE 2007:

http://www.cronicaviva.com.pe/

Rinden homenaje a Haya de la Torre en el Congreso

AGP El presidente de la República, Alan García Pérez, participó de la ceremonia en homenaje al fundador del Partido Aprista Peruano, Víctor Raúl Haya de la Torre, que se realizó en el Congreso, al cumplirse este jueves 28 años de su muerte.

La ceremonia se desarrolló en el marco de la presentación del libro: "Una vida agónica - Víctor Raúl Haya de la Torre" escrito por Eugenio Chang-Rodríguez, y que constituye una biografía política del líder político, publicada por el Fondo Editorial de ese poder del Estado.
ImageTambién participó el líder histórico del Apra, Armando Villanueva del Campo, y los principales dirigentes del partido, así como diversos militantes.
El presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, aseveró que Haya de la Torre es un ciudadano universal que impulsó como doctrina “la libertad” y “la justicia social”.

http://www.elperuano.com.pe/edc/2007/08/03/inf.asp

El Peruano (Lima, Peru), 3 de agosto de 2007.

LEGADO. FUNDADOR DEL APRISMO TUVO UNA FILOSOFÍA SINGULAR. Víctor Raúl: más vigente que nunca

El ejemplo legado por el fundador del Partido Aprista, Víctor Raúl Haya de la Torre, siempre inconforme, luchador y solidario con los que menos tienen, fue resaltado ayer durante diversos actos: En el Congreso de la República fue presentado el libro Una vida agónica-Víctor Raúl Haya de la Torre, escrito por Eugenio Chang-Rodríguez, en el que resume la vida y el pensamiento político del carismático líder. En el acto, cargado de solemnidad y añoranza, habló el discípulo principal de Víctor Raúl: Alan García Pérez, con la gratitud del alumno. También lo hizo uno de los líderes históricos del APRA, Armando Villanueva del Campo, quien recordó a los líderes olvidados, mientras que Chang-Rodríguez avivó reminiscencias con anécdotas que develaron la personalidad de Haya de la Torre.

[…]

“El fundador del APRA se enmarca en el grupo de los pensadores kantianos, en razón de su búsqueda constante de la realidad y en su inconformismo frente a lo que otros consideraban certezas.”

Alan García Pérez: “Haya de la Torre, pensador global

Su pensamiento estuvo y está sujeto a la evolución y continuidad; no es una totalidad cerrada o congelada, sino un conjunto de enigmas a desarrollar permanentemente en la búsqueda de la realidad.”

Durante su vida fue un luchador, pues combatió las dictaduras... Su pensamiento político lo define como un “pensador global”, pues nunca perdió de vista el contexto internacional. Éste hizo comprender que muchas veces “somos un eco, cuando no, un remedo de las circunstancias mundiales”.

“Haya de la Torre fue un pensador dialéctico, de continuidad, que no puede darse por satisfecho. Dicha característica distingue su pensamiento de, por ejemplo, el comunismo; sistema que asumía conceptos férreamente establecidos a partir del materialismo y que finalmente colapsó, mientras que el legado del líder aprista continúa vigente.” […]

Eugenio Chang-Rodríguez, Autor del libro Una vida agónica. Víctor Raúl Haya de la Torre.
" En su origen, la propuesta del APRA fue ‘cismática’ de los postulados del marxismo; corriente que, tras el triunfo de la revolución bolchevique en Rusia, cobraba hegemonía en el mundo.” […]

Villanueva del Campo

DESDE EL TERCER PISO

Visiten ahora: www.desdeeltercerpiso.com

Nombre: Jose Alejandro Godoy

Lugar: Lima, Peru



Apristas divididos en el 28 aniversario de la muerte de Haya de la Torre

Veo en Perú.21:

ALAN GARCÍA EN PRESENTACIÓN DE LIBRO
Una vida agónica
Cinco días después de que pronunciara su discurso de balance de gestión, el presidente Alan García volverá al Congreso. El flamante titular de ese poder del Estado, Luis Gonzales Posada, confirmó que el mandatario asistirá mañana a la presentación del libro Una vida agónica. Víctor Raúl Haya de la Torre, una biografía política del fundador del Apra escrita por Eugenio Chang-Rodríguez. Esta ceremonia se realizará el día que se cumplen 28 años de la muerte de Haya.

El libro, que está en circulación en librerías hace unas semanas, ha sido editado por el Fondo Editorial del Congreso. Su presentación será, en realidad, el más importante acto oficial conmemorando una de las fechas más importantes para los apristas.

[…]
Líderes con historia

“El aporte del fundador del aprismo es relevante, pero no podemos olvidar el papel que a su lado jugaron otros líderes que vienen siendo olvidados injustamente, como Porfirio Meneses y Humberto Silva Solís”, dijo ayer el también líder histórico del Partido Aprista Peruano, Armando VIllanueva.

“El primero es alguien que realizó traducciones de la poesía de César Vallejo al francés y al quechua; y el segundo es uno de los organizadores de la Juventud Aprista, junto con Ramiro Prialé. También debemos recordar a Luis de las Casas”, dijo.

Anunció que se encuentra en preparación un libro en que se incluirán las 26 primeras actas del Partido Aprista Peruano, empezando por aquélla mediante la cual éste fue fundado. “Dicha compilación viene haciéndola el Jefe del Estado, Alan García Pérez, en su condición de presidente de dicha agrupación política.”

Agregó que es importante que se divulguen estos documentos, pues contribuirá a precisar diversos aspectos de la historia del aprismo. También se halla pendiente de divulgación la correspondencia que entre 1924 y 1930 mantuvo Haya de la Torre con diversos personajes mundiales.

http://www.24horaslibre.com/politica/1186065842.php

Jueves, 02 de agosto del 2007 10:44 Hora de Perú


Congreso y Apra rinden hoy homenaje a Haya de la Torre

El Congreso de la República y el Partido Aprista Peruano (PAP) rinden hoy diversos actos en homenaje al fundador del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre, al cumplirse 28 años de su muerte.

La primera actividad se realizará a partir de las 12:00 horas con un acto para-litúrgico a realizarse este jueves en Villa Mercedes, casa donde vivió y falleció Haya de la Torre, ubicada en el kilómetro 11 de la Carretera Central, a la altura de Vitarte.

El titular del Parlamento Nacional, Luis Gonzales Posada, presidirá la ceremonia de presentación del libro: "Una vida agónica, Víctor Raúl Haya de la Torre" escrito por Eugenio Chang-Rodríguez, que constituye una biografía política del fundador del aprismo, publicada por el Fondo Editorial de ese poder del Estado.
La ceremonia se iniciará a las 18:00 horas en la sede del Congreso, a la cual asistirá el presidente de la República, Alan García Pérez, según confirmó Secretaría de Prensa de Palacio de Gobierno.
También fue invitado el líder histórico del Partido Aprista, Armando Villanueva del Campo.
Víctor Raúl Haya de la Torre falleció el 2 de agosto de 1979. Sus restos reposan en el Cementerio Miraflores de su ciudad natal, Trujillo, bajo una roca que lleva como epitafio "Aquí yace la Luz".


**************

http://66.218.71.231/language/translation/translatedPage.php?tt=url&text=http%3A%2F%2Fwww.laultima.com%2Fnoticia.php%3Fid%3D20289%26seccion%3DPol%25EDtica%26idcategoria%3D2&lp=es_en&.intl=us&fr=slv8-msgr1


Published 2007-08-02
Congress and Apra pay tribute today to Has of the 28 Tower when being fulfilled a? of its death

The Congress of Peru today renders a tribute to Víctor Raúl Haya de la Torre on the 28th anniversary of his death. The President of the National Parliament, Luis Gonzales Posada, will chair the ceremony of the presentation of the book “A permanent struggling life [Una vida agónica]: VR Haya de la Torre, written by Eugene Chang-Rodr?ez,.The volume constitutes a politicalbiography of the founder of the aprismo, edited by the Peruvian Congress Publishing House (Fondo Editorial del Congreso del Perú, 2007). The ceremony will begin at the 18:00 hours in the main auditorium of the National Congress, where the book will be presented by the president of the Republic, Alan García and the historical political leader Armando Villanueva del Campo, former Presuident of the Senate and Prime Minister. ..

Efigie del Tiempo

La Pagina de Juan Orrego

http://orrego.wordpress.com/genealogia-de-la-familia-orrego/

Haya de la Torre recibió homenaje de apristas

El fundador y líder histórico del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre, recibió ayer varios homenajes a lo largo del día, en el que se conmemoraron 28 años de su fallecimiento. Al mediodía, se celebró un acto litúrgico en su casa de Villa Mercedes, en Ate Vitarte.

Por la tarde, se presentó en el Congreso de la República el libro Una vida agónica, Víctor Raúl Haya de la Torre, de Eugenio Chang Rodríguez. El acto fue inaugurado por otro aprista histórico, Armando Villanueva del Campo, y contó con la participación del Presidente de la República, Alan García, quien disertó unos minutos sobre la trascendecia de la vida y obra de quien los apristas aún llaman ‘El Jefe’.


EL COMERCIO (Lima), 17 de noviembre de 2007-12-05

Libro sobre Haya
El último martes en el Instituto Cervantes, en Nueva York, fue presentado el libro "Una vida agónica. Víctor Raúl Haya de la Torre" del catedrático de la Universidad de Nueva York Eugenio Chang Rodríguez. El director del Instituto Cervantes, Eduardo Lago, y el catedrático Pedro Poblete presentaron el libro, el cual fue comentado por el embajador del Perú ante la OEA, Ántero Flores-Aráoz, y por el ex cónsul general del Perú en Nueva York, embajador Helí Peláez Castro.

EXPRESO (Lima), 5 de nov. 2007-12-05

Haya de la Torre
Numeroso público presenció en el Auditorio del Instituto Cervantes de Nueva York la presentación del libro de Eugenio Chang-Rodríguez: “Una vida agónica, Víctor Raúl Haya de la Torre”, publicado por el Fondo Editorial del Congreso del Perú.

PALABRAS DE LUIS GONZALES POSADA,

PRESIDENTE DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA,

EN LA PRESENTACION DE

UNA VIDA AGÓNICA. VICTOR RAUL HAYA DE LA TORRE,

LIBRO ESCRITO POR EUGENIO CHANG-RODRÍGUEZ.

PALABRAS DE LUIS GONZALES POSADA,

PRESIDENTE DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA,

EN LA PRESENTACION DE

UNA VIDA AGÓNICA. VICTOR RAUL HAYA DE LA TORRE,

LIBRO ESCRITO POR EUGENIO CHANG-RODRÍGUEZ.

Nos reunimos esta noche en el aniversario del fallecimiento de uno de los más importantes pensadores políticos latinoamericanos para presentar el nuevo libro de Eugenio Chang-Rodriguez, apropiadamente titulado UNA VIDA AGÓNICA. VÍCTOR RAÚL HAYA DE LA TORRE, publicado recientemente por el Fondo Editorial del Congreso de la República.

La obra no es una nueva biografía del gran dirigente peruano, sino una revaloración crítica de la teoría y praxis de ese gran pensador. Su vida, agónica en el sentido unamuniano, sirve de eje al autor en su testimonio de parte, como recomendaba José Carlos Mariátegui, para desarrollar la historia del aprismo e indagar sus bases doctrinarias. El aprismo se forja en el marco de la expansión capitalista norteamericana de principios del siglo XX que se manifiesta, en el Perú, por una contundente presencia en la actividad agrícola y la explotación minera. A fin de determinar los fundamentos del poder económico extranjero en suelo nacional, Chang-Rodríguez lleva su análisis hasta los albores de la República. Encuentra que desde muy temprano los nuevos gobernantes entraron en una relación de dependencia con la banca europea, particularmente británica, en un proceso que luego establecería un patrón clásico: la alianza de la elite peruana, en calidad de socio menor y garante político, con el gran capital foráneo. En páginas muy lúcidas el autor explica que la alianza se sostenía sobre un régimen político-jurídico en que el pillaje y la exacción constituían factores estructurales. A su juicio, la enorme concentración de la propiedad que define a la República Aristocrática debió su existencia a un Estado que no solo toleraba sino alentaba las concesiones ilegítimas, las estafas al fisco, la usurpación de tierras y un haz de fórmulas laborales dolosas como el colonato y el yanaconaje.
Es este esquema de gobierno el que el Apra se propone desmantelar con las nociones de frente único multiclasista y del Congreso Económico Nacional planteadas por Haya entre 1925 y 1930, dentro de la etapa auroral del movimiento. La respuesta del Estado oligárquico, como se sabe, será la proscripción y la persecución del líder. El exilio se convertirá en un estilo de vida para Haya.
En Una vida agónica, Chang-Rodríguez plantea el peregrinar de Haya de la Torre también como una ruta de perfeccionamiento ideológico. El autor enfatiza, en ese sentido, la disposición de Haya a reconocer en las ideas entes dialécticos que deben seguir el paso de la realidad, abriéndose a la movilidad de sus condiciones. Toda representación teórica, en la visión de Haya, constituye una versión transitoria y superable de la verdad, a la que así le atribuye un dinamismo intrínseco, por completo inserto en una temporalidad histórica. Chang hace notar, por ejemplo, cómo el paso de un capitalismo de énfasis industrial a uno financiero y de servicios llevó a Haya, en sus escritos posteriores, a moderar el interés por la recuperación física de los medios productivos y reajustar el programa inicial aprista de nacionalizaciones. Asimismo aprendemos que su primer latinoamericanismo de tipo filosófico fue dando lugar a propuestas cada vez más concretas entre las que destacan la creación de una moneda continental, la fundación del Banco de Exportación e Importaciones Interamericano y el establecimiento de la Unión Aduanera Interamericana.
La tesis del Espacio-Tiempo Histórico, formulada por el líder en 1948 bajo la influencia de las teorías de Einstein, resulta la máxima expresión de su apuesta por un relativismo de las ideas. En ella Haya postula la singularidad de cada grupo humano, y por consiguiente la especificidad de sus problemas y soluciones colectivos, subordinando el pensar político a una atención total al contexto.

El autor describe, con imágenes precisas, la tensión que existió entre la acción individual del formidable organizador político y cultural que fue Haya de la Torre y los desafíos, siempre difíciles e inesperados, de la historia y la política de su tiempo. La erudición bibliógrafica y documental de Eugenio Chang-Rodríguez se beneficia de sus propios recuerdos y del rico testimonio de las series fotográficas brindadas generosamente por Alberto Vera la Rosa comentadas por Tito Agüero.

Como ha dicho oportunamente nuestro Presidente Alan García, el sentido dialéctico y relativista del pensamiento aprista impone hoy interpretar la nueva realidad caracterizada por la globalización económica, por la difusión de la tecnología de las comunicaciones y de la información, y darle desde el punto de vista de los grandes principios, una respuesta adecuada con la oferta de un programa actualizado ante el país. El libro que esta noche presentamos apunta en esa dirección con gran acierto, rigor académico y elocuencia.

A los 28 años de la partida de Haya a la eternidad, creo que es este trabajo de interpretación y evaluación una oportuna invitación a reencontrarnos con la ideología aprista que ilumina nuestro reencuentro con el país y con la opinión nacional.


En el Congreso del Perú Eugenio Chang-Rodríguez agradece la presentación de su libro Una vida agónica

Damas y caballeros:

Agradezco al Sr. Presidente de la República, Dr. Alan García Pérez, al Dr. Luis Gonzales Posada, Presidente del Congreso, y a Armando Villanueva del Campo, dirigente histórico del PAP, su participación en este acto. Gracias a todos Uds. por acompañarme. Su presencia me llena de regocijo.

La génesis de Una vida agónica es breve. El libro se basa en pesquisas que en el curso de varios quinquenios realicé principalmente en bibliotecas de Estados Unidos, México, Buenos Aires, Santiago de Chile y, por supuesto, del Perú. La tarea se intensificó durante mis conversaciones con Víctor Raúl Haya de la Torre, especialmente después de nuestras pláticas en Roma, Florencia y Venecia en 1958; y en Lima, entre 1967 y 1978. Estos intercambios me ayudaron a comprender mejor el aprecio internacional a su ideología y praxis, e igualmente a entender cómo el fundador del aprismo poseía una especial manera de armonizar lo político con lo ético.

Amigos me alentaron a concluir el proyecto y ofrecieron su apoyo decidido y entusiasta, particularmente Robert J. Alexander, Fredrick B. Pike, John A. Mackay, Germán Arciniegas, Arthur M. Schlesinger, Jr., Frances R. Grant, Roger Baldwin y Martin S. Stabb.

Aspiro a que el presente volumen contribuya a la historia de las ideas en Latinoamérica y a explicar la vigencia de la ideología aprista, a menudo distorsionada tanto por panegiristas como por detractores. La comprensión de su perdurabilidad ayuda a evaluar mejor nuestra era de globalización caracterizada por la mayor movilidad del capital financiero, y la consolidación de la economía de mercado que debilita la diversidad cultural e impone una homogeneización protectora de los intereses de las potencias hegemónicas.

Comienza el libro con “La revolución inconclusa”, iniciada por los fundadores de la República peruana. Reflexiono sobre las fuerzas en juego en las décadas iniciales del siglo XIX e identifico los rasgos socioeconómicos que permitieron la consolidación de la oligarquía, la acumulación de fortunas mal habidas y la extensión de intereses egoístas. Continúo con “Tiranías oligárquicas y gobiernos populistas” donde doy cuenta de las guerras fratricidas y la desintegración social que conduce a nuestra derrota en la Guerra del Pacífico. Sintetizo los diversos regímenes militares y administraciones civiles impuestos por golpes de estado y emanados de cuestionados sufragios electorales. En el tercer capítulo, “Anarquistas, marxistas, heterodoxos y apristas”, estudio la labor de los divulgadores del pensamiento acrático, precursor de la difusión en el Perú del marxismo y del aprismo. En él explico cómo la proposición aprista es cismática del marxismo.

En el capítulo “Una vida agónica” que le da nombre al volumen, me valgo del adjetivo unamuniano para resumir la biografía de Víctor Raúl Haya de la Torre con el fin de resaltar su incansable quehacer político, excepcional talento organizativo y especial habilidad para sistematizar su pensamiento. Trazo su evolución ideológica influida por Manuel González Prada, José Vasconcelos, Romain Rolland, Harold Laski, Bronislav Malinowski y, sobre todo, Albert Einstein. De este modo abordo el trasfondo ideológico del aprismo.

La tercera parte, titulada “Imagen de una huella”, reúne las mejores fotos del archivo de Alberto Vera La Rosa y de otras colecciones. Sus respectivas leyendas han sido redactadas por Tito Livio Agüero Vidal y el mismo Vera La Rosa, acompañadas de explicaciones de su contexto y periodo histórico. A ambos les deseo reiterar mi agradecimiento por su generosa colaboración.

La cuarta parte sobre “El APRA y el Partido Aprista Peruano” se concentra en sus programas máximo y mínimo; a la vez resume el derrotero de la evolución y difusión de su ideología. Muestro aquí cómo el pensador heterodoxo estructuró un partido pluriclasista, bien organizado y disciplinado, con un programa para fundamentar un gobierno democrático.

La quinta parte discute la identidad nacional implícita en la integración latinoamericana, propuesta principalmente en El antiimperialismo y el APRA, de Haya, y Pueblo-Continente, de Antenor Orrego. Al ocuparme de “La tesis del Espacio-Tiempo Histórico”, reflexiono sobre esta base filosófica fundamental del aprismo. En el capítulo final, “Vigencia del pensamiento de Haya de la Torre”, ofrezco mis conclusiones acerca de este tema tan central; explico la obstinación plutocrática empeñada en impedir el triunfo electoral de la mayoría del pueblo en 1931, 1936, 1962 y 1963. Se ve ahí cómo el ideólogo del APRA diseñó la teoría de la dependencia, puesta en boga por los científicos sociales brasileños y del Cono Sur, con los auspicios de la CEPAL, en los años 1950 y 1960.

La visión profética de Haya nos mostró la caída del muro de Berlín con todo su simbolismo y soporte ideológico. Ese suceso sería para él, no el fin de la historia, sino el comienzo de una nueva era. Contradiciendo a los precursores del vienés Karl Popper (1902-94), nuestro pensador sostuvo que la historia es impredecible e indeterminada. Al ampliar el radio de acción de la relatividad del mundo científico al universo de las ciencias sociales, el fundador del aprismo se preguntó por qué es posible predecir un eclipse solar y no una revolución, o el fin de un sistema totalitario. Su respuesta implícita fue adecuar su propuesta política revolucionaria a Indoamérica. En todo momento recalcó la importancia de la democracia funcional, el cooperativismo y la integración latinoamericana. Constatamos, igualmente, que varias de las supuestas herejías de Haya, combatidas antes por los jerarcas estalinistas, terminaron siendo abrazadas por algunos dirigentes marxistas.

Muchas gracias a todos ustedes por acompañarnos a recordar a Víctor Raúl Haya de la Torre en el aniversario de su fallecimiento.



Miércoles, noviembre 14, 2007

Escritor: Lucha de Haya de la Torre sigue en Latinoamérica

<span class=
El historiador peruano Eugenio Chang Rodriguez presenta su libro "Una vida agónica: Victor Raúl Haya de la Torre", en una foto difundida por el Instituto Cervantes el martes 13 de noviembre del 2007. Chang Rodríguez, académico de número de la Academia Norteamericana de la Lengua y Académico Correspondiente de la Real Academia Española, hace en su libro, un análisis minucioso sobre la evolución de la ideología aprista y su mística partidaria. (Foto AP/Instituto Cervantes)

Haya de la Torre, a quien Chang Rodríguez exaltó como "uno de los más destacados ideólogos de la izquierda democrática latinoamericana", fue el fundador del Partido Aprista Peruano, actualmente en el gobierno, pero su obra también abarcó el ámbito continental al haber creado en México la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA) en 1924.

Chang Rodríguez, académico de número de la Academia Norteamericana de la Lengua y Académico Correspondiente de la Real Academia Española, hace un análisis minucioso sobre la evolución de la ideología aprista y su mística partidaria en su libro "Una vida agónica: Víctor Raúl Haya de la Torre", presentado la noche del martes en el Centro Cultural del Instituto Cervantes en Nueva York.

La presentación del libro estuvo a cargo del catedrático Eugenio Martín Poblete, del Seminario de Asuntos Latinoamericanos de la Universidad de Columbia, y también hicieron comentarios el doctor Antero Flores Araoz, embajador del Perú ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), y el embajador Helí Peláez, cónsul saliente del Perú en Nueva York.

El libro muestra cómo "Haya, pensador heterodoxo del marxismo, estructuró un partido multiclasista (proletariado, campesinado y clase media), bien organizado y disciplinado", dijo el autor peruano, desde hace años catedrático de literatura latinoamericana en The City University of New York, agregando que el pensador dotó a su partido "de un programa para cimentar los pilares de un gobierno auténticamente democrático".

Señaló que en el título menciona "Una vida agónica" siguiendo el ensayo "La agonía del Cristianismo" de Don Miguel de Unamuno, quien se refiere a la lucha constante en el devenir del ser humano.

En la parte final de su libro, Chang Rodríguez destaca la vigencia del pensamiento de Haya de la Torre, quien dentro de la ideología del APRA abarcó "la teoría de la dependencia, puesta en boga por los científicos sociales brasileños y del Cono Sur de la CEPAL en los años 50, 60". Asimismo se refiere a la formación de la Unión Europea y no interpreta la caída del Muro de Berlín "como el fin de la historia sino como el comienzo de una nueva era".

Haya de la Torre nació en Trujillo, en el norte del Perú, el 22 de febrero de 1895. Como estudiante en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, fue presidente de la Federación de Estudiantes y compartió las ideas del pensador Manuel González Prada, guía político y literario de la juventud peruana a principios del siglo XX.

Durante la ceremonia en el Cervantes se presentó una grabación del presidente peruano Alan García, quien fuera discípulo de Haya de la Torre en las filas de su partido. El mandatario fue invitado de honor en la presentación del libro en el Congreso, en Lima, en agosto de este año.



http://www.noticiascadadia.com/noticias/articulo/presentar-una-vida-agonica-es-un-homenaje-a-haya-afirma-chang-rodriguez-en-la-presentacion-de.html

Noticiascadadía - el diario que se mueve contigo

Comunicando Noviembre 2007



Martes, 20 de noviembre de 2007 : Noticiascadadía > Cultura

Presentar "Una vida agónica" es un homenaje a Haya, afirma Chang-Rodríguez en la presentación de su libro en Nueva York

Discurso del autor en la presentación de su libro

(Noticiascadadía).- Señores Embajadores Ántero Flores Aráoz, y Helí Pelaez, profesor Martín Poblete, Sr. Juan Blas Delgado, señores miembros del servicio diplomático, colegas universitarios, damas y caballeros.

Agradezco sinceramente los generosos comentarios de quienes me han precedido en el uso de la palabra. Gracias a todos por su presencia en este auditorio. En su momento le agradecí al Dr. Eduardo Lago por su mensaje grabado y al Presidente Alan García Pérez por presentar mi libro en el Congreso de la República Peruana en agosto pasado, tal como hemos visto en un DVD al comenzar este acto.



PRESENTACION DE EUGENIO CHANG-RODRÍGUEZ, 25 de abril de 2008, en el Instituto de Iberoámerica de la Universidad de Salamanca

Carmen Ruiz Barrionuevo

Dice el poeta cubano, José Lezama Lima, que la mejor manera de conocer a un escritor, a un artista o a cualquier otra personalidad, se produce a través de la imagen en un ejercicio que pone a prueba la dinámica en la sucesión de perfiles que van concentrando lo que un ser humano representa. A través de ese proceso puede ahondarse en obras y caracteres, y mediante de ese instrumento se trasciende a la esencia de lo conocido y se llega a la entraña misma de las cosas. Siempre me ha llamado la atención este procedimiento que combina las dos fuerzas, la de la intuición y la de la razón, porque es lo cierto que facilita la penetración en todo lo que nos rodea. Este mismo procedimiento voy a realizar ante ustedes para presentar a nuestro invitado de hoy que nos trae un nuevo libro, el último de los suyos, Una vida agónica. Víctor Raúl Haya de la Torre, (Fondo Editorial del Congreso del Perú, 2007).

Eugenio Chang-Rodríguez es conocido gracias a sus muchos méritos como intelectual de prestigio dentro y fuera del Perú, su país, pues tanto en él como en el exterior ha recibido merecidos honores. Y siempre por su preocupación por los varios aspectos de la cultura latinoamericana, pero muy especialmente por investigar y difundir el pensamiento peruano y lo que éste tiene de enlace con todo el continente. Son muy conocidos sus estudios sobre Manuel González Prada, sobre Vallejo y Mariátegui, y sus libros Poética e ideología en José Carlos Mariátegui (Madrid, 1983); Latinoamérica: su civilización y su cultura (Boston, 2001); Latinoamérica, nación continental (Beijing, 1999); Antenor Orrego, modernidad y culturas americanas. Páginas escogidas, (Lima, 2004), entre otros. Aparte de ello es un intelectual muy versado en las cuestiones lingüísticas, es autor de diccionarios y estudios relacionados con la lengua, lo que ha contribuido a su nombramiento como miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Pero en mi presentación voy a referirme a esas imágenes que de su persona retengo, las que más me han llegado a través de una serie de libros suyos, es el caso de Latinoamérica, su civilización y su cultura, cuya cuarta edición ha aparecido en este 2008, que es un libro destinado a dar conocer América Latina a los estudiantes de Estados Unidos, sin embargo es un libro útil para todos los que nos dedicamos a enseñar esta materia gracias a los excelentes capítulos que tratan de la unidad del mundo latinoamericano y su fundamento, la geografía y el carácter de los habitantes, las civilizaciones precolombinas y el mundo colonial, sin olvidar tampoco el mundo brasileño. Es, en definitiva, un tratado que combina la historia, la literatura y sus épocas, la etnología, la arquitectura, la música, las artes plásticas, e incluso, para actualizarlo más y ponerlo a la altura de los tiempos, aporta un capítulo final que trata del feminismo y de la cuestión de los hispanos en los Estados Unidos. Es evidente que en aras de su utilidad ha debido añadir las referencias a materiales audiovisuales, cuestionarios y temas de conversación útiles a los profesores de dentro y fuera de Estados Unidos.

Otra imagen especialmente importante de Chang-Rodríguez es la que deriva de un libro que para mí tiene una utilidad especial y al que tuve el honor de presentar en otra ocasión, Antenor Orrego, modernidad y culturas americanas. Páginas escogidas, (2004), sobre el que escribí un artículo “Antenor Orrego recuperado”, en el que recordaba que nada más injusto que el silencio que ha cubierto la obra de Orrego antes y después de su desaparición en 1960. Este libro realizado por Chang-Rodríguez responde a un trabajo minucioso, pues presenta eficaces instrumentos para conocer al ensayista peruano, con lo que resulta fundamental para quien quiera conocer su obra y su pensamiento, como guía, maestro, educador y como político. Ello se realiza a través de una selección temática de sus trabajos que abarcan todos los aspectos de su producción ensayística y en ella puede observarse la riqueza de pensamiento y el esfuerzo de aproximación a los diversos campos. Los valores del libro se inician en una clarificadora “Introducción” y continúan en once apartados bien distribuidos, de los cuales nueve lo constituyen la selección de la obra de Orrego. Son de destacar muy en especial dos apartados del libro: El dedicado a los trabajos sobre Vallejo y el que incluye los ensayos de contenido político. El primero capta el interés desde títulos tan expresivos como “Mi encuentro con César Vallejo” que abre la serie, y constituye un artículo fundamental por ser el testimonio directo de los comienzos del poeta en el ambiente negativo que lo envolvió en los años de la publicación de Los heraldos negros, y a través del cual vemos a un Vallejo en formación pero consciente de sus lecturas, y también menos acartonado, y más cálido de lo que nos lo lega la historia literaria. Le continúan “La gestación de un poeta” que analiza los dones del creador y su técnica, “César Vallejo, el poeta del solecismo”, “Ha muerto el poeta César Vallejo” y “Sentido americano y universal de la poesía de César Vallejo”. El segundo apartado que destaco es el que ocupa la sección sexta del libro y que da entrada a una selección política que culminará en el apartado noveno dedicado a la “Unidad continental”. Temas como la convivencia y la voluntad de la mayoría, el “Regionalismo, federalismo, nacionalismo, universalismo”, los “Partidos y paz interior” y otros, van construyendo ese pensamiento ante el lector para avanzar hacia aspectos de mayor calado aún como los que integran “Ética” y “Autoridad, moralidad y justicia”, para continuar con fragmentos de Pueblo-Continente, un capítulo de su libro póstumo Hacia un humanismo americano, y algún otro en el que se analiza el programa del aprismo como en el titulado “En el camino de las primeras realizaciones”.

La complejidad del pensamiento de Orrego a la vez que la importancia del mismo se puede percibir en este trabajo antológico, de inteligente y certera realización, que tiene en cuenta a lectores de diverso tipo. Pues es allí donde se explican sus conexiones filosóficas, su idealismo, su visión de futuro de humanista americano.

No menos valor tiene otra imagen que podemos sustraer de su obra de memorias, en realidad el primer volumen de sus experiencias y recuerdos vividos, que ha titulado Entre dos fuegos. Reminiscencias de las Américas y Asia, (Fondo Editorial del Congreso del Perú, 2005). Es éste un libro de memorias, que entra dentro de la escritura autobiográfica, sumamente interesante (y fascinante) que empieza en Trujillo la ciudad de su infancia y de sus estudios, con jugosos recuerdos y anécdotas que envuelven el “primer fuego”, el de la revolución de Trujillo. Estas páginas revelan que la historia se hace también con intrahistoria y que ésta es a veces más sustancial e importante que ha primera. A esta inicial se añaden muchas otras experiencias que se van acumulando en estas memorias, los viajes por el mundo y todos los continentes, Europa, América, Asia, con asistencia a congresos y actividades culturales de variado tipo, muy especialmente académico. Además gran número de personas circulan por estas páginas que están enmarcadas por el fuego de la guerra y del terrorismo, siendo el último cronológicamente el de los atentados de Nueva York y de Madrid, en 2001 y en 2004 respectivamente, que el autor vivió in situ con su violenta convulsión.

Vamos ahora al libro que nos ocupa, Una vida agónica. Víctor Raúl Haya de la Torre, del que el mismo autor nos hablará tras contemplar el visionado del acto solemne de presentación del volumen ante el Congreso del Perú por parte de su presidente Alan García. Escucharemos al autor de un libro que reflexiona sobre el pasado político de una gran figura de su país, al que tuvo la fortuna de conocer muy de cerca y con cuya obra y personalidad constituye un libro de gran interés. Como se puede observar, el volumen destaca por su calidad de formato, tanto en cuanto respecta al texto como a las ilustraciones, pero sobre todo destaca la gran importancia del testimonio, fundamental siempre para el conocimiento de las ideas políticas en Latinoamérica y para la valoración del aprismo desde nuestro presente. La escritura se armoniza en el estudio de la figura central de Haya de la Torre como sujeto de un peregrinaje agónico, para lo que toma el término unamuniano, pero si eludir los contornos, sino que cimenta esa figura con los aspectos socioeconómicos y sociales que desde el siglo XIX hasta el presente condicionaron al Perú, y por supuesto con el análisis de otras tendencias y figuras con las que el aprismo convivió como el marxismo, y que Chang-Rodríguez considera no relacionado con él sino ideología cismática, pues su fundador sería un heterodoxo del marxismo. De esa manera intenta penetrar en el transfondo mismo del la ideología fundada por Haya de la Torre, en su persona y en sus programas de actuación, y siempre mediante el bagaje adquirido tras largos años de investigación y reflexión. No quisiera terminar sin destacar que el libro tiene el acierto de añadir un apartado, “Imagen de una huella”, que reúne importantes fotos que proceden del archivo de Alberto Vera La Rosa, ex Ministro de Industria del Perú, como de otros archivos y que sirven para explicar visualmente el contexto histórico.

En definitiva un libro que presenta una notable investigación en su campo y a la vez un testimonio histórico de primera mano, que desde ahora será imprescindible para clasificar la obra y la personalidad del fundador del aprismo.

2 comentarios:

  1. Excelente itinerario para conocer el extraordinario derrotero intelectual de Haya de la Torre. Siempre con la viva admiración y profunda lealtad de un discípulo admirable como Eugenio Chang Rodríguez.

    ResponderEliminar
  2. Excelente itinerario para conocer el extraordinario derrotero intelectual de Haya de la Torre. Siempre con la viva admiración y profunda lealtad de un discípulo admirable como Eugenio Chang Rodríguez.

    ResponderEliminar